sábado, 30 de mayo de 2015

Votos


Francis: ¿Quieres casarte conmigo, León?
León: ¿F-¿¡Fran!?
Francis: ¿Sí o no?


León: ¿Acaso no es obvio?
Francis: *sonriendo* Prefiero asegurarme.
León: ¡Claro que acepto!


Francis: ¡Toma ya! Encaja perfecto.
León: ¡Jajajajaja!

Era de esperarse, ¿no?


Francis y León vivían un romance de ensueño, totalmente lleno de buenos momentos desde que decidieron estar juntos debido a la fortaleza de su unión y eterna amistad.


León: Aún no me creo todo esto, ¡Jaja!
Francis: ¡Síiii! Y como fui yo el que propuso matrimonio, a ti te dejo la leve de obligación de organizar la boda.
León: ¡Oye!
Francis: ¡Jajajajaja!
León: ¡Mejor ve aquí!


Una relación llena de vigor y pasión, pero vamos ...


¿Cuando ha faltado la pasión bajo el techo de los Riové? ¡Je! Como mínimo siempre hay algo de coquetería en el ambiente.


Fabián: Para ti, preciosa.
Ángel: Aw, Fabián <3 ~

En fin ...


Ángel: ¡Ya hacía falta verte en algo como esto!
Catalina: ...
Ángel: ¿A qué se debe? ¿Acaso Izán tiene algo que ver?
Catalina: ... Algo así ...


Catalina: *sonriendo forzadamente* ~ Ese maldito me ganó una apuesta.
Ángel: ¡Jajajajaja!

Volviendo al asunto de los tórtolos comprometidos, la verdad no pasó demasiado tiempo para que se llevara a cabo su tan esperado matrimonio.


Todos en la familia estaban muy felices por ambos. La boda se llevaría a cabo al aire libre cerca a un hermoso lago de Willow Creek. Solo los Riové estarían presentes, pero con los cinco era más que su ficiente, aunque ...


Catalina: ¿CÓMO QUE UNA REACCIÓN ALÉRGICA?
Fabián: Sí, la misma alergia de tu madre.


Catalina: ¡¡¡ARGGGGGG!!!

Bueno, los imprevistos no faltaron ...


Fabián: Ya cálmate, princesa ... No es tan grave.
Catalina: ¿¡CÓMO ME VAS A DECIR QUE NO ES GRAVE, PAPÁ!? ¡ES LA BODA DE MI HERMANO Y ME VEO COMO UN VESTIDO DE LUNARES DE CUARTA! ¡NO ME DIGAS QUE NO ES TAN GRAVE!
Fabián: Jejejejejeje ~
Catalina: ¡DEJA DE BURLARTE Y HAZ ALGO! ¡ERES EL MÉDICO AQUÍ!
Fabián: Pues ya que me esperaba que tu mamá acabara en estas, vine preparado.
Catalina: ... ¿Ah sí?
Fabián: Pero es que con esa forma de levantarle la voz a tu viejo, aún siendo mi princesita, no sé si deba ayudarte con esto como castigo.


Catalina: Papi, perdón.
Fabián: Hummmm ...
Catalina: *le hace ojitos* ¿Me das la medicina de mamá, por fa?
Fabián: *mira a Ángel* ... Bueno, supongo que ella se encuentra bien de momento. Toma ~ *la saca de su bolsillo y se la entrega* ... Solo no vayas-


Fabián: ¡A TOMÁRTELA TODA!

Pero por lo menos las cosas no pasaron a mayores.


Ángel: ¿No se ven adorables los dos?
Fabián: Se ven tan bien que hasta yo me haría gay sino te tuviera a ti, preciosa.
Ángel: Y yo buscaría meterme en la cama de ambos si uno de ellos no se tratara de mi hijo, cariño.
Fabián: ¿¡Pero qué- Mujer, qué puto asco.
Ángel: ¡Jaja! Te amo.

La ceremonia finalmente dio inicio ...


Y al grandioso son del violín de Catalina ...


Los novios dijeron sus votos, para así dar constancia de los sentimientos que tenían por ambos ... El uno por el otro ~


Y tras el intercambio de anillos ...


Simplemente pasaron a ser uno solo, dos esposos enamorados bajo el apellido Riové ~


¿Y ya? ¿Todo acabó en eso?


León: Van a renovar sus votos.
Francis: Ohhh, ya veo.

¡Pues claro que no!


León: ¿Crees que lleguemos a hacer lo mismo algún día?
Francis: No seas estúpido, León ... Contigo renovaría votos cada semana si fuese necesario.
León: ¡Jajajaja!
Catalina: ¿Se pueden callar? No me dejan escuchar a papá y mamá.

Con la ceremonia de sus hijos, nuestro adorable par de ancianos simplemente se sintió inspirado, y con ello motivados para renovar sus votos.


Fabián: ¡Mírate nada más! Sabía que esto iba a pasar ~
Ángel: Hasta a mí se me hacía raro el no brotarme.
Fabián: ¡Jajajaja! Había traído la medicina, pero se la di a la niña que acabó en las mismas.
Ángel: *encoge hombros* ~ ¿Acaso importa?
Fabián: *saca un anillo* ~ Para nada ...


Fabián: Aún llena de puntos te ves perfecta.
Ángel: *sonríe*

A todo aquel que conozca a la familia desde sus inicios le consta lo mucho que le costó a este hombre sentar cabeza con una mujer. Fue en Ángel en quién encontró a su mujer perfecta, aquella que lo tuvo todo para amarrarlo a ella hasta el fin de sus días ...


Fabián: Eres hermosa, mi Ángel.
Ángel: Y tú jamás dejarás de ser un galán, mi doctor romántico.

No podía ser alguien diferente a ella, no para Fabián. Aquel "Ángel Dorado" del campamento le había dado todo aquello que más lo llenó de felicidad en la vida ... Amor verdadero, que dio como resultado la una irreemplazable familia.

domingo, 24 de mayo de 2015

Quién está a la altura ...


¡Cuanto tiempo ha pasado!


Francis: *golpeando con fuerza*
León: Veintisiete, veintiocho ...


León: Veintinueve ...


Francis: ...
León: ¡Jo! ¡Treinta de la última ronda!
Francis: *lo mira* Excelente trabajo.
León: Gracias, Fran. ¿Dejamos así por hoy? ¿Quieres salir a hacer algo esta tarde?
Francis: *sonríe y le guiña el ojo*
León: ¡Jaja!

Pasó un largo tiempo desde que ciertas parejitas dieron a conocer su situación sentimental. La relación de León y Francis era más que sólida, por supuesto, mientras la de Catalina e Izán, bueeeenoooo ... Aunque al comienzo tuvo sus muchas complicaciones, de a poco fue tomando forma, avanzando a buen pie ...


En parte como consecuencia a una dosis de felicidad extra en el momento para cierta señorita, pues ... ¿¡Cómo no sentirse de buenos humos disfrutando de una nueva casa?


Ya saben, lo de los baños ... Desde que los Riové se hicieron con el lote junto al que vivían anteriormente, no se vieron envueltos en más situaciones incómodas de ese tipo ... Por el contrario, toda experiencia desde entonces resultaba más que agradable.


Izán: Oh, vaya ... ¿Una nueva composición?
Catalina: *asiente con una sonrisa*

La vida simplemente le sonreía a cada uno de los miembros del hogar a su manera.


Catalina: Escucha con atención, que esto es para ti, Izán.
Izán: ...

Pero, va ...


¿Qué decir sobre Catalina e Izán en sí?



Izán: Catalina ...


Izán: ¡Mua!
Catalina: *tocando con más pasión*

Ese par vivía un intenso romance adolescente como era de esperarse ~


En el instituto fue algo que tomó a todos por sorpresa ... ¡Es más! ¡El solo hecho de que Izán sujetara como si nada la mano de Catalina sin que esta se enojara por poco infarta a más de uno! ... ¿Pero por el lado de las familias? Oh vamos ... No por nada cierto par de ancianos andaba pensando nombres para un nieto o nieta en común, ¿no creen?


En fin ...


Algunos meses saliendo, sin compromiso alguno como tal, fueron suficientes para que Catalina e Izán se adaptaran el uno al otro. ¡Eran eternos rivales creativos, claro que sí! Pero se querían, se atraían con fuerza, eso desde siempre y creo que haga falta repetirlo ... Pero ... Sí, es solo que de a poco fueron descubriendo detalles en el otro que los iba enamorando aún más.


El que resultaran inseparables solo era cuestión de tiempo, y este fue totalmente superado.


Izán: ¿En serio puede quedarse?
Ignacio: Claro que sí, hijo. Si hay algo que nos sobra en esta mansión son las habitaciones. Puedes decirle a Catica que se acomode en la que más le guste, después te todo ya hablé con Fabián.
Izán: ¡Jaja!


Izán: ¡Muchas gracias, papá!
Ignacio: *sonríe* ~ Descansen.

¡Izán simplemente vivía fascinado con Catalina! La verdad, es que antes de que todo se diera nunca creyó que aquella "rubia engreída" pudiese ser tan dulce cuando se lo proponía, aún con sus constantes complicaciones y molestias.


Catalina: ...
Izán: ¿Qué dices? Llevamos meses y las cosas han salido bien.
Catalina: Es que no sé, Izán ... Es demasiada presión para mí aún ahora ...
Izán: ... *suspira y agacha la cabeza* ... Vale, supongo que no cambia en nada lo que-
Catalina: Aunque si te soy sincera, creo que no perdemos nada con intentarlo.


Izán: ¿En serio? ¿Entonces sí somos novios, novios?
Catalina: ¡Claro! Así dejo totalmente marcado mi territorio además, que últimamente hay más de una arpía en el instituto buscando lo que no se le ha perdido al parecer ¬¬"
Izán: ¿Cómo así? ¿Quién?
Catalina: ¿Y para qué quieres saberlo? Son tan poca cosa que resutan equivalentes a la nada ahora, además, te ves más lindo con esa cara de ignorante C:
Izán: ¡Jajajaja! Te pasas ~

Catalina era mimada, pero con carácter; Catalina era repelente, pero cada día con más clase.



Catalina: ¡Pero Izán-



Izán: Shhhh ...
Catalina: ¿Estás seguro de que-
Izán: Ya llegamos hasta aquí y ellos duermen, así que no tienes por qué asustarte.
Catalina: *levanta una ceja* ... ¿Perdona? ¿Asustarme?
Izán: *sonríe*

Catalina era indomable, pero interesantemente manipulable.



Catalina: I-Izá- Ah ~


Respecto a esta última situación, sobra decir que para ejercer tal control sobre Catalina se requiere de una gran habilidad, de hacerle ver que hay alguien más a su altura ante ella, y no era algo que pudiese lograr cualquiera realmente. Izán tenía lo necesario para hacerle frente y enredarla en su juego de seducción ... Aún inexperto, pero que con cada encuentro resultaba más interesante.



¿A dónde irían a parar a futuro a este paso? Okay, es demasiado obvio ~

Eran muchas las cosas que Izán sabía de ella, de su novia, y por eso a la final conseguía de su parte cuanto deseara ... Por su puesto, respondiéndole a la par, pues definitivamente moría por su muy espectacular chica. Aprendió a comprenderla, y eso fue algo que en ella no pasó desapercibido. Catalina Riové simplemente lo sabía: Como Izán Moreno jamás encontraría dos.



La encantadora rubia se sentía más que a gusto con él, aun con sus inquietudes, aún al nunca haberse visto con nadie a futuro. A su lado sentía que podía ser ella misma sin ser juzgada de mala manera, cosa normal por cuenta de muchos otros de sus compañeros debido a la envidia que lograba despertar por su popularidad ... Pero ya ... ¿A quién le importa? Sabemos que todo aquel que manifiesta tal sentimiento no es más que un fan arrastrándose en su miserableza resignado ante algo que no está en la capacidad de conseguir, ¿o no? ~ Ya qué, vaya dos ...



Fabián: ¿Viejos para una segunda ronda? ¿Eso desde cuando?
Ángel: ¡Jajajaja!



O mejor dicho: ¡Vaya todos!



Francis: ...
León: *susurrando en los labios* ~ Fran, yo-


Francis: Tú irás abajo.
León: ¡Je! ¿Tan rápido valí?
Francis: *lo empuja a la cama* ¿Tú que crees?



¿Qué vamos a hacer con tanto amor y pasión descontrolada, ah? Esta bien, es lo de menos.


El que ambas cosas se desprendan sin control hasta por los poros de cada parte, a la final no le hace daño a nadie ... Claro, fuera de aquellos que quedaron en el olvido sin más, tal vez pensando aún en cómo regresar.