sábado, 11 de julio de 2015

Aprovechando el tiempo


Nila: ¿Pero qué-
Rosalee: Estoy esperando desde hace un siglo a que me de información de uno de los cuadros y solo pasa de mí. ¿Acaso estoy pintada?
Nila: Pero yo estaba-
Francis: *entrando al negocio* ... ¿Qué ocurre aquí?
Nila: Señor Riové, no-
Francis: Oh ... Pero si es mi "entrañable" cuñada ~
Rosalee: ...
Francis: Qué desagradable sorpresa. Yo me hago cargo, Nila.

Veamos ... ¿Qué tenemos para contar en esta ocasión?


Francis: ¡Largo de aquí!

Siento que últimamente todo se hace muy monótono ... Pero bueno, es lo que hay.


Francis: ¡No puedes permitir que limpien el suelo contigo, Nila!
Nila: Pero es que son client-
Francis: ¡Vale una mierda que sean clientes o no, mujer! ¡Tu dignidad vale más que cualquier cosa!
Nila: ...
Francis: ¿Entiendes eso?
Nila: ... *asiente*
Francis: ¡Así me gusta!


Nila: ¿Quiere que le sirva algo, Señor Riové?
Francis: No hace falta, Nila, pero muchas gracias.
Nila: A usted por ... Bueno, ya sabe.
Francis: *sonríe*

La galería de los Riové seguía generando grandes ingresos a la familia como es obvio ... De hecho, gracias a ello Catalina cumplió una de sus aspiraciones de fortuna, un reto personal que tenía desde muy joven.


Y en cuanto aspiraciones se refiere ... ¡Su pequeña no se quedaba atrás! 


Sobre decir que Débora era toda una lumbrera infantil, ¿verdad? 


Débora: Ya hasta siento que voy a la escuela a perder el tiempo o a calentar un asiento. No enseñan nada nuevo.
Catalina: ¡Jajajajaja!


Catalina: ¡Ay, muñequita!
Débora: Jaja ~


Catalina: Mamá te ama montones.
Débora: Y yo a ti.

Sinceramente creo que perdería mi tiempo haciendo un recuento de todo en torno a esto, pues fueron tantas por todos lados que ya sobra decir algo amás ~


Francis: Mua ~


León: Para ya, Fran ...
Francis: Jajajaja ~

Los Riové simplemente tenían una vida llena de logros y aspiraciones alcanzadas sin ninguna excepción.


En fin ... 


Una vida de tranquilidad invadía a los Riové.


Tanto en cuestiones laborales como personales, las cosas avanzaban viento en popa, o simplemente manteniéndose en lo más alto.


De vez en cuando cada uno variaba su rutina, claro está ...


Pero eso sin dejar de lado aquello que les apasionaba ...


Débora: Muy bien, ya está todo apuntado ...


Débora: Solo queda agregar una pizca a esto y ver el espectáculo, jeje. Veamos ...


Débora: ¡Wow!


Débora: ¡Esto es mejor de lo que esperaba!
Fabián: ¡Qué belleza, chocolatito!

Todo esto mientras el tiempo seguía haciendo de las suyas ...


Débora: Te quiero montones, tío León.
León: Debbie bonita, yo también.
Francis: *sonríe* ¿Y qué hay de mí?


Francis: ¿A poco no soy un tío genial?
Débora: Sí, pero te pareces tanto a mí que das miedo.
León: ¡Jajajaja!
Francis: ¿Eso significa que soy estupendo, supongo?
Débora: :D

Lo cual quedó en evidencia al llegar un nuevo cumpleaños en la familia.


¡Feliz cumpleaños, Izán!


Izán: ¡Perfecto!
Catalina: *entra* ¿Listo para tu regalo?
Izán: Oh, cariño ... 


Izán: Para ti siempre estoy listo ~ *besa su mano*
Catalina: Amo cuando haces esto.
Izán: ¿Ah sí?
Catalina: *sonríe coqueta*


Hay quienes son como el vino y mejoran con los años ...


Y eso es algo que parece natural en los miembros de esta familia.


No se ustedes, pero a mí me encanta ver ... Sobre todo a los hombres, alcanzar cierta etapa de madurez ~


Después de todo a su atractivo natural, se les suma un algo indescriptible que los ubica sobre los demás.


Catalina: *evitando alejar sus labios* ¡Te amo!
Izán: *sonriendo mientras la besa*

Y vamos ... Hay quienes saben aprovecharlo al máximo ~


Eso ...


Hasta el fin de sus días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario