sábado, 11 de julio de 2015

Niños perdidos


Débora: Esa tiene forma de pato.
Víctor: ¿De pato?
Débora: ¡Claro! ¿Acaso no lo ves?
Víctor: Mmmm ... Naaaaah ~
Débora: ... Y yo soy la ciega.
Víctor: Sip.
Débora: ¡Oye! D:
Víctor: ¡Jajajajaja!

Catalina había recibido el video de Izán. 


Rosario: ¿Ya estás un poco mejor? ¿Asimilaste todo?
Catalina: ... *asiente*
Rosario: Te lo dije.
Catalina: ... Maldita zorra pelirroja.
Rosario: Bah, esa mujer es lo de menos ahora. Anda, deberías sentirte feliz. El lado bueno de todo esto es que descubriste que Izán nunca te fue infiel.
Catalina: Pero yo-


Rosario: Ya no pienses en eso. Te comportaste como una zorra, sí, pero tenías tus razones y sabes que eso no te lo cuestiono realmente. Si te despreciara por eso no estaría aquí contigo.
Catalina: Rosario ...
Rosario: Por otro lado no tiene sentido que sigamos aquí, llamaremos a los chicos y nos iremos a casa inmediatamente.
Catalina: ¡Pero ni sé si tendré el valor de verle a la cara! ¿¡Cómo voy a decirle qué-
Rosario: *encoge los hombros* ~ "Metiste la pata" ... Te toca atenerte y decir la verdad. No hay más.
Catalina: ...


Rosario: Todo estará bien, solo respira hondo ... Inhala y exhala ...
Catalina: Me quiero morir.
Rosario: Inhala ... Y exhala ...

Por un momento se derrumbó al no creerle en un inicio, pero lo cierto es que al final poco podía hacer ... Ahora todo estaba en comentarle lo ocurrido con Francis, y el solo pensarlo era algo que le aterraba.


Víctor: ¡Woah!
Débora: ¿No crees que se está haciendo tarde? Volvamos ya, Víctor ... Nos alejamos mucho del campamento y le prometí a mamá que-
Víctor: Ya vamos, ya vamos ... Solo espe- *toma aire* Ahhhhh ...

En lo que Catalina recogía todo lo que habían desempacado, Rosario fue a buscar a Víctor y Débora.


Rosario: ¡Víctor! ¡Débora! 


Rosario: ... ¿Dónde se habrán metido estos dos?

Los pequeños habían dicho que saldrían a jugar, a explorar un poco la zona ... Pero estos, sin darse cuenta, se habían alejado más de la cuenta.


Víctor: ¡Un tronco!
Débora: ¡Ay, Víctor!
Víctor: Espera, espera ... De seguro debe haber una rana interesante por aquí.


Débora: ¡Déjalo ya! ¡Debemos volver a casa y ya no veo nada!
Víctor: Ayyyy ... Pero qué aguafiestas ... ¡Yo sé cómo volver! Es por ... ¡Por ahí!
Débora: De ahí venimos ...
Víctor: ¡Jaja! ¿En serio?
Débora: ¡Víctor! ¡Deja de hacerte el tonto!
Víctor: Pues entonces caminemos hacia el otro lado, aún hay algo de luz por las estrellas.
*comienzan a caminar*


Débora: ...
Víctor: ...
Débora: Tengo miedo ~ *snif*
Víctor: ... *se detiene y toma su mano* Estoy contigo, ¿no? Ya verás cómo volveremos con nuestras mamás.

Al ver que ninguno de sus hijos aparecía, Catalina entró en pánico, pero gracias a Rosario logró mantener la calma ...


Centrándose en una búsqueda rápidamente dio inicio.


Catalina: Sí, ya revisamos aquella zona, pero no dimos con rastro alguno de nuestros hijos.


Rosario: Veamos ...
Catalina: ¿Hacia el este en el mapa?

Desde poco antes del anochecer que ambas dieron por perdidos a los niños, evitaron descansar en el intento de encontrarlo.

No dudaron en contactar a la guardabosques, quien a la ayuda sumó un equipo de rescate. No solo dirigía la búsqueda, sino que le daban a las madres constantes indicaciones para que ellas por su lado lograran llevar a cabo una una revisión exhaustiva del lugar en medio de la oscuridad, pero sobre todo, indicaciones para que no acabaran de la misma manera que sus hijos: "perdidas" ... Pues explorar los bosques a media noche podría resultar extremadamente peligroso.


Catalina y Rosario estuvieron recorriendo cuanto pudieron en Granite Falls con la esperanza de hallarlos, eso es seguro ... Pero todo fue en vano.


Rosario: Pronto los encontraremos, ya la guardabosques y demás personal nos están ayudando. Ahora solo queda esperar. Saldremos mañana a recorrer Granite Falls sin falta.
Catalina: Solo espero que estén bien.
Rosario: Bueno, ya sabes cómo es Víctor. Sabe arreglárselas en el exterior, así que confío en que estarán bien. Él no va a permitir que algo malo le pase a Débora sobre todo, la quiere mucho.
Catalina: *suspira*
Rosario: Ah, por cierto, antes de que se me olvide ~ 


Catalina: ...
Rosario: ... Ya le puedes decir a tu cuñado que cumpliste con tu parte.
Catalina: ¡Rosario! 
Rosario: ¡Jajajajaja! Ya, que luego vuelves con Izán y mejor dicho, ahí no me atrevería ni loca.
Catalina: ¿Y Darío?
Rosario: Es lo de menos, me lo debía.
Catalina: ...
Rosario: ¿Recuerdas las notas del maletín? Pues una de esas sí era cierta.
Catalina: *shock*


Rosario: ¡Jajajajaja! Superamos eso hace mucho, no pasa nada ~
Catalina: ... A veces me asustas con lo tranquila que puedes llegar a ser, Rosario.
Rosario: ¿Para qué complicarse demasiado? Es cuestión de conocer cuales son tus propios límites, "querida" ~
Catalina: *sonríe*
Rosario: Uh, aunque ... ¿Será que con decirle a Francis es suficiente? ¿Por qué no le mandamos una foto?
Catalina: ¡Rosario!
Rosario: Bésame como nunca antes has besado a otra ~
Catalina: Pero si yo-


Catalina: ...
Rosario: *saca su teléfono y toma una foto* ~ Y ya está, jaja ...


Catalina: No vuelvas a hacer eso.
Rosario: ¿Acaso no te gustó?
Catalina: *se sonroja*
Rosario: ¡Jajajajajaja!
Catalina: A veces te pasas con tu forma de bromear ~
Rosario: Eso no te lo voy a negar, es parte de mi encanto.

En medio de la búsqueda de su hija y el amiguito de esta junto a Rosario en horas de la noche, Catalina llamó a Izán para comentarle lo ocurrido. El pintor partió inmediatamente a Granite Falls, de modo que llegaría sin falta en horas de la madrugada.

Izán necesitaba hablar con Catalina sobre ambos. Sí, tenían un asunto pendiente, no era lo más importante en el momento ... Solo que ... Cuando amaneció, aún con ello, Izán persistía porque no quería que las cosas entre ambos quedaran a medias.


Izán: No hace falta.
Catalina: Yo creo que sí, Izán ... Mejor hablamos respecto a nosotros después.


Izán: No mujer, lo haremos ahora. Tenemos tiempo suficiente antes de que inicie la búsqueda.
Catalina: No lo entiendes, es que no es solo el malentendido por tu lado y-
Izán: Catalina ...
Catalina: ...
Izán: ¿Con quién estuviste?
Catalina: *lo mira* ... 


Catalina: ¡Es que no me lo vas a perdonar nunca!
Izán: Mira, vengo preparado para esto. Suponía que acabarías en esas.
Catalina: D:!
Izán: Dejémoslo en habíamos terminado, así que aunque fuese por un malentendido no voy a reprocharte nada, no puedo.
Catalina: *aprieta los puños*
Izán: Se supone que vamos a intentarlo, así que como mínimo debo saber si estuviste con alguien y quién es ese alguien. Es lo justo.
Catalina: *susurrando* Francis ...
Izán: ¿Qué? No entendí nada, Catalina.
Catalina: ... *susurrando un poco más alto* ~ Fraaaancis.
Izán: ... ¿Francis?
Catalina: *asiente*


Izán: Ya entiendo. ¿Entonces no estuviste con nadie? Qué ali-
Catalina: Estuve con Francis, Izán.
Izán: ...
Catalina: ...
Izán: Nononono ... Si hay algo que sí creo es que no estamos para bromas.
Catalina: Ainnnsss ...
Izán: ... ¿Francis?
Catalina: Francis ... Puedes llamar a mi hermano y preguntarle en qué tónica llegamos ayer en la mañana a la casa.
Izán: ...
Catalina: Estábamos muy mal con todo lo que pasó y- y bueno, yo-
Izán: ... ¿Francis?


Catalina: ¡AY, IZÁN, QUE SÍ!

Sobra decir que a Izán le costaba creer todo aquello ... Pero con Rosario respaldando las afirmaciones de la que fue su esposa, definitivamente todo comenzó a cobrar sentido para él hasta que finalmente cada detalle entró en su cabeza con totalidad.


Izán: Entonces tenemos lo siguiente ... Cometiste la aberración de acostarte con el esposo de tu hermano-
Catalina: Que se suponía había sido engañado por este-
Izán: Pero que no dejaba de ser el esposo de TU HERMANO.
Rosario: Qué zorra, ¿no?
Catalina: ¡Aghhhhh! 
Rosario: ¡Jaja!
Izán: Y fuera de eso besaste a la señora aquí presente.
Rosario: Bueno, yo la besé a ella.
Izán: Es lo mismo.
Rosario: ¡Jajajajaja! Oh cielos ... Es que me llamó como una loca en la madrugada en la que ocurrió aquello. Necesitaba que la besara por un acuerdo con su cuñado que me describió a medias y yo le dije que sí, que lo haría, no le di mayores vueltas. Se trataba de una mujer sexy y separada, no podía desaprovechar esa oportunidad.
Izán: Estás para ayudar, Rosario.
Rosario: Querido, es lo que traen los malentendidos ... Por otro lado siempre cumplo mi palabra.
Izán: ... Lo peor de todo es que esto último sí me resulta gracioso. Quiero la dichosa foto que le enviaron a él.
Rosario: ¡Jajajajaja!
Catalina: Ya párenle, ¿eh?
Izán: ¡Jajajajaja!
Catalina: ¡IZÁN!
Izán: No te compliques por eso, mujer. ¿Realmente crees que no me esperaba que estuvieses con alguien más? Para ti todo lo que viene de mi parte es como un reto desde que tengo memoria. Si yo te fui infiel, supuestamente, como mínimo ibas a buscar desquitarte tras separarnos. No puedo culparte por lo que hiciste, pero el que haya sido con Francis es algo que me deja perplejo ... Es decir, ¡Es Francis! ... Fuera de ser el esposo de tu hermano, se suponía que era gay. No sabía que a la final también le gustaran las mujeres, qué listo.
Rosario: ¡Jajajajajaja!
Catalina: *la codea* 
Rosario: Auch ~
Catalina: Izán, no me hagas entrar en más detalles, por favor.
Izán: Ahhhh ... ¿Acaso hay más?
Catalina: "Detalles" ...
Rosario: Con eso solo lastimarías aún más su ego, es eso.
Catalina: ¡Rosario!
Rosario: ¡Jajajajajaja!
Izán: En fin, ya estoy más tranquilo por este lado, solo necesitaba hablarlo.
Catalina: ...
Izán: El caso es que ya sabemos que Luisa le tendió una trampa a tu hermano involucrándonos a nosotros, no es culpa de ninguno.
Catalina: Desgraciada ...
Rosario: Me gusta tu estilo, Izán, el de hacer y tomar las cosas con calma.
Izán: *sonríe* ~ Amar nos hace estúpidos a veces, Rosario.
Catalina: ...
Izán: Pero bien, ya solo nos queda esperar a que León y Francis lleguen a Granite Falls para unirse a la búsqueda, así podemos dejar todo claro y por lo menos intentar volver a la normalidad.


Catalina: "Intentar" ...
Izán: Aunque duela, somos una familia, es lo único que nos queda. Todos fuimos víctimas, no hay más ... Solo agradece que León es un buenazo, Catalina, porque si yo estuviera en su lugar te hubiese mandado a la mierda.
Catalina: *suspira*
Izán: Bueno, qué más da ... Ahora lo más importante es encontrar a los niños.

Izán no podía ocultar su decepción ... Pero tampoco tenía cómo juzgar a su gran amor realmente, no conociéndola como la conocía. La comprendía, había aprendido a comprenderla años atrás.

Fueron víctimas de un juego indigno, no tenía cómo devolver el tiempo para cambiar todo lo acontecido ... Así que no quedaba más que darse a sí mismos una segunda oportunidad ~


Débora: ¿¡Y ahora cómo se supone que vamos a regresar por ahí con todas esas rocas que se vinieron abajo!? ¡Sabía que no era buena idea y aún así no me prestaste atención!
Víctor: Lo siento, solo me pareció un buen lugar para pasar la no-
Débora: ¡TE ODIO, VÍCTOR! ¡TODO ESTO ES TU CULPA!


Víctor: Debbie ...
Débora: ¡QUIERO VOLVER CON MI MAMÁ! ¡QUIERO VOLVER A MI CASA!
Víctor: ...
Débora: ¡EXTRAÑO A PAPÁ, EXTRAÑO A MIS TÍOS! ¡NO QUIERO ESTAR MÁS CONT-
*un arbusto comienza a moverse cerca de los niños*
Débora & Víctor: D:!

Después de todo, aun si hubiesen decidido separarse ... Tenían un gran motivo para mantenerse unidos a toda costa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario