sábado, 11 de julio de 2015

Sufrimiento descontrolado

Tras aquella fuerte discusión con Catalina, Izán empacó algunas de sus cosas en una maleta y se fue de casa. No dijo a donde iría, incluso apagó su teléfono para no recibir llamadas. Catalina quedó destrozada, pero su orgullo le impedía llorar, mucho más en frente de su hija, quien confundida, fue llevada por su madre al hogar de los Lápida ... Después de eso, Francis volvió a casa.

Francis entró directamente al baño para ducharse. Generalmente llegaba del trabajo hecho un mar de sudor. Cuando este salió de ahí, se encontró cara a cara con su esposo, quién en un intento de un acercamiento fue rechazado ... Después de eso, las cosas simplemente se dieron sin más.


León: ¿Pero qué es lo que te pasa, Fran?
Francis: ...
León: ¿Hola? Le estoy hablando a mi esposo ... ¿Será que él me puede decir algo?
Francis: Deja de hacerte el imbécil, León.
León: ... ¿Pero qué-


Francis: ¿No tienes nada que explicarme?
León: ... ¿De qué hablas?
Francis: ¿Desde cuando estás saliendo con Luisa?
León: ...
Francis: *levanta una ceja*
León: Puedo explicártelo ... La verdad es que desde hace mucho ella se acercó a mí con la intención de recuperar nuestra amistad y-
Francis: Ahhh ... "Amistad".
León: Pues sí, pero como ella nunca te agradó, sabía que te molestaría que nosotros-
Francis: ¿Acabaran teniendo un romance?
León: ¿Qué?
Francis: Pues sí, acertó, de verdad me molesta y mucho.
León: ¡Pero Luisa y yo no-


Francis: ¿¡A QUIÉN INTENTAS ENGAÑAR, AH!?
León: Fra- ¡Francis!
Francis: ¡SI REALMENTE LO QUE QUERÍAS ERA VOLVER CON LUISA LO HUBIESES HECHO DESDE UN INICIO! ¿¡TAN DIFÍCIL ERA!? ¡ERA TU AMIGO SOBRE TODO LO DEMÁS, LO HUBIESE ENTENDIDO!
León: ¡PERO YO NO HE VUELTO CON LUISA! ¿DE DÓNDE SACAS ESO?
Francis: *saca su teléfono del bolsillo*
León: ¡SOLO SOMOS AMIGOS, FRAN- 
Francis: *le muestra la foto de la noche anterior*
León: ...
Francis: *lanza su teléfono a la cama y busca ropa para vestirse*
León: Fran- Sobre eso- Yo-
Francis: Una imagen vale más que mil palabras, León.

El no ver un resultado rápido en la misma noche donde se dio todo, realmente dejó asustada a Luisa por un momento ... Pero no pasaron demasiadas horas hasta que se enteró de que los ancianos Riové habían dejado este mundo, entendiendo todo ... "Les daré una noche, yo simplemente no puedo fallar en esto". El plan de Luisa consistía en lograr que Catalina y Francis estuviesen juntos. Una noche sería suficiente, con esto bastaría para que aquellos que los amaban los hicieran a un lado, quedando solos de por vida porque era imposible un romance entre ambos ... Quedaba en León volver con ella tras eso o no.

Luisa era consciente de que Francis era gay en su totalidad, jamás se le podría cruzar por la cabeza el estar con una mujer ... Pero conocía a Catalina mejor que nadie, y sabía que en medio de su orgullo, angustia y ganas de desprenderse de todo para sentirse a mano, intentaría algo ... Además era Francis, un hombre apuesto, uno por el que a Catalina llegó a sentirse atraída en su adolescencia, pero del que se abstuvo justo por comentarios de su "gran amiga" ... Además, también estaba Izán. Luisa se aleja, pero nunca olvida ... Tenía más que medidos a todos los Riové a estas alturas.


"Y justo hoy que estoy de cumpleaños, vaya regalo", le comentó Catalina a Francis en la mañana ... "No te preocupes, esta noche te invitaré a tomar algo en el lugar que desees", le respondió Francis en medio de aquella conversación ...


Y allí estaban, ahogando sus penas en alcohol en uno de los clubes de lujo de Oasis Springs. Reían por momentos, pero en otros decaían totalmente.


Estaban destrozados, pero eran fuertes. ¡Estaban juntos, una infidelidad no podría con ambos! ... Y se lo demostrarían a aquellos hombres por quienes lo daban todo hasta hace unas horas.


Francis: Pues no sé, simplemente nunca me han interesado las mujeres.
Catalina: Hmmmmm ...
Francis: Vamos, sé cuando veo a una mujer hermosa, como tú.
Catalina: Ohhhh ... ¡Gracias, galán!
Francis: ¡Jajajajaja! Pero de ahí a sentir algo más allá ... No sé, simplemente no ... No.
Catalina: Ay, eso es porque te haces el difícil y ya ~ *levanta pecho* ... No puede ser posible que un par de estas no te levanten nada ~ 


Francis: ¡Hey, hey!
Catalina: ¡Jajajaja!
Francis: ¡Para ya, Catalina! ¡Jajajaja!


Catalina: ¡Jajajajaja! Es que en serio ... ¿Nunca?
Francis: *niega con la cabeza*
Catalina: ¿Nunca, nunca?
Francis: ¡Qué no, mujer!
Catalina: ¡Jajajajaja! Ainsss ... Qué suerte la de mi hermano, claramente solo tienes ojos para él.
Francis: *suspira* ~ Y ahora solo por eso me siento como un imbécil.
Catalina: Óyeme no, yo no te veo así, al contrario ... 


Francis: ...
Catalina: De hecho se me hace muy dulce ... ¿Sabes? Podrás ser antipático a veces, eso desde que tengo memoria, pero eres un hombre muy agradable.
Francis: Catalina ... ¿Qué es esto-
Catalina: ¿Te cuento algo? Yo llegué a sentirme atraída por el mejor amigo de mi hermano alguna vez, pero me abstuve de decir algo porque mi mejor amiga en aquel entonces me había comentado algo sobre sus inclinaciones.
Francis: ¿Así que sabías de ellas desde un inicio?
Catalina: Se podría decir que sí.
Francis: *sonríe*
Catalina: Pero no por eso dejaste de ser muy apuesto, al menos para mí ... Cada día lo eres aún más ...


Francis: Pero aún con esas palabras no voy a caer en tu juego de seducción, Catalina Riové.
Catalina: ¡Qué malvado! ¡Jajajajaja!
Francis: ¡Jajajajaja!

Entre risas, ya al final ... Pero no, no en estado de embriaguez ... Solo un poco prendidos, entonados, o como quieran llamarle a ese efecto de "¡TODO LO PUEDO AHORA!", Catalina se dedicó a retar a Francis ... 


Francis: ¡Entonces probaremos con uno! ¿De acuerdo?
Catalina: ¡Jaja! Seguro ~ 


Francis: ... *se aleja* ¡Pero no tan repentinamente, Catalina!
Catalina: Ando ansiosa, no me culpes.
Francis: ¡Jajajaja!

Y el resultado, pues lo acabamos de ver.


Catalina: ¿Qué tal? ¿Nada de nada?
Francis: La verdad es que ni así ... Lo lamento.
Catalina: ¡Es que me la pones muy difícil con un besito de este tipo!
Francis: ¡Jajajaja!
Catalina: Buuuu ... No es justo. Este juego ya no me gusta.
Francis: *sonríe*
Catalina: Gay y medio tarado ... Es que así no dejan oportunidad alguna para una D:!
Francis: ¡Jajajaja! ¿Entonces qué tipo de beso quieres?
Catalina: ¿Cómo que de qué tipo? ¡Uno intenso, como yo!
Francis: ¡JAJAJAJAJAJA!
Catalina: ¬¬ ... Voy por otro trago mejor-
Francis: *la toma de la cintura*


Catalina: ...
Francis: Esta bien, pero no prometo nada ~ 


Catalina: !!!

Ella fue insistente con el hecho de que solo era cuestión de experimentar, que podía intentarlo con ella sin compromiso alguno. Ellos se divertían, la idea la verdad resultaba bastante salida pero también interesante.


No había un romance, entre ellos no había nada como tal. Eran cuñados, estaban pasando por un mal momento ... Entonces ... ¿Por qué no desfasarse un poco? Una locura de vez en cuando no le viene mal a nadie, mucho menos en la situación en la que se encontraban los dos.


Francis: ¿Lista para soplar las velas?
Catalina: *sonríe* ~ Seguro.
Francis: ... Feliz cumpleaños, Catalina.
Catalina: Gracias por todo, Francis.

El amanecer de a poco llegaba y Catalina apagó las velas de su pastel.


Hacía mucho tiempo que no se reía tanto por cuenta de alguien más, y lo cierto es que Francis también lo disfrutaba a su manera ... "¡Te la estoy haciendo con tu propia hermana, querido!" ... ¿Qué? Todo el que conoce a Francis desde niño lo sabe ... Cuando se lo propone, puede ser incluso peor que cualquiera. Su mezquindad simplemente se maneja a otro nivel, sobre todo cuando irradia cierto tipo de seguridad. Ya superó el primer nivel, ¿pero podría seguir subiendo en la escala de estos?

Así como Fabián a Casandra años atrás, Francis le dijo a Cataliana que le daría el regalo de cumpleaños que ella quisiera ... Y ella bastante atrevida, le pidió ... Ejem, sí, no creo que haga falta ser más claros. "¡HAY QUE EXPERIMENTAR, FRANCIS!" ~ Francis lo meditó un momento. Si estaba seguro de algo, es que con esto le cobraría a su esposo su engaño en su totalidad, al menos teniendo en cuenta lo que se cruzaba por su mente respecto a la relación que este tenía con Luisa.

Él aceptó, iba a intentarlo, además no podía negar que ... Aunque se tratara de una mujer, Catalina besaba muy bien ... PEEEEEEEEEEEEERO !!! Si él se atrevía a estar con ella de esa manera, no pediría un pago igual, era un regalo de cumpleaños ... Pero por lo menos ella también debía intentar, aunque fuese una vez, besar a alguien de su mismo sexo ... Ya saben, estar en medio de un estado coqueto y vacilón tiene su efecto, sobre todo con unas copas encima. Catalina asqueó por un momento, pero aceptó porque sin duda alguna resultaba aún más interesante. Francis se echó a reír.

Se fueron del club, no sabría decir exactamente a donde ... Mientras en el camino, Catalina entre sus contactos buscaba a una persona en específico, diciéndole a Francis que sino era con ella, no sería con nadie ... Él solo seguía riendo.


Catalina: Vamos, solo di que sí ... ¡Entiende que si no es contigo no me animo con nadie!
Francis: *evitando reírse* ... ¡Jajajajajajaja!

¿Y qué pasó después? ... ¡No se preocupen! ¡No dejaré esto a medias!


Francis: ... *se aparta tan solo un poco*Bueno, esto sí debo decirlo ... Besas muy bien.
Catalina: ...
Francis: ¿Ocurre algo?


Catalina: ¿Quieres tomar aunque sea una copa más antes de seguir? ... Di que sí.
Francis: *sonríe*

Catalina notaba que Francis claramente se encontraba nervioso entre sus risas en el camino, pero que tampoco quería detenerse en todo esto. Realmente lo estaba intentado, estaba despechado al igual que ella ... Y aunque fuese una locura no pretendía dar un paso atrás. Algo había comprado Catalina de camino a aquel lugar, un afrodisíaco, solo por asegurarse de que las cosas se dieran, pues ella tampoco pretendía dejar las cosas así y nada más.


Después de varios minutos, tras una copa más, todo simplemente se dio.


No fue algo que duró por hoooooras como cualquiera hubiese podido desear, y tras llegar al límite tan solo una vez, Francis prefirió no continuar, aún bastante acalorado por razones obvias.


Catalina se quedó dormida, mientras él se levantó incapaz de quedarse a su lado. Era lo mejor. Alquiló una habitación a parte y allí se quedó él, quien tras lograr enfriarse, no entraré en detalles sobre el método ...


Se quedó dormido esperando la hora de marcharse con ella de vuelta a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario