viernes, 10 de julio de 2015

Un regalo especial


Fabián: Hola, preciosa.
Ángel: *sonríe*
Fabián: ¿Llegó la hora?
Ángel: *asiente* ~ Y tal y como me lo pediste, aquí me encuentro invocándote ... Al fin.
Fabián: ¡Jajajajajajaja!
Ángel: Fabián ...


Fabián: Gracias.
Ángel: No te imaginas cuanto me costó el no hacerlo antes ... Aunque solo tengo el poder de hacerlo una sola vez.
Fabián: Igual ya no hará falta, pues me quedaré a tu lado hasta que llegue el momento de tu partida. Nos iremos juntos al más allá, mi Ángel, tal y como te lo prometí aquella noche. Solo a tu lado mi alma podrá descansar en paz.
Ángel: ...


Fabián: Te amo.
Ángel: *deja caer una lágrima con una sonrisa en su rostro* ... Y yo a ti.

¿Ángel? ¿Una habilidad sobrenatural? ... Sí, lo mejor es ir por partes.


Darío: ¿Tan temprano?
Rosario: No es mi culpa, cariño ... ¡Y nada de sacar excusas! Ya habías prometido que me acompañarías a la boda de Catalina e Izán sin importar nada de lo que tuvieras en tu agenda.
Darío: Je ~

Espíritus, hechiceros ...


Todo tipo de criaturas sobrenaturales habitan la tierra, pero estas suelen mantener ocultas ante el ojo humano.


Darío: Rosario ...
Rosario: ¿Tienes trabajo pendiente para esta noche?
Darío: Cuando te pones en esta tónica ... No, ninguno.
Rosario: *sonríe*


Rosario: Entonces espérame solo por unos minutos en nuestra habitación, cariño.
Darío: No hace falta, podemos leerle a Anita una historia juntos antes de dormirla para luego hacer lo que desees.
Rosario: Qué galán ... ¿Cómo no voy a estar enamorada de ti con esa manera de consentirme?
Darío: *sonríe*

Algunos son precisamente humanos, pero dan con la manera de controlar lo que pareciera imposible ...


Y justamente aquello fue lo que logró Ángel Riové en el transcurso de su vida ~


Gracias a lo cual, pudo darle a su hija el mejor regalo que pudiese imaginar el día de su boda.


Catalina: ¡AHHHHHH!
Fabián: Felicidades ~ ~ ~
Catalina: ...


Catalina: Esa voz ...
Fabián: Estoy justo detrás de ti, princesa.


Catalina: ¿Papá?
Fabián: ¿Realmente creíste que me perdería tu boda con Izán con lo tanto que la había esperado?
Catalina: ¡Papá!

La esposa de Fabián tenía el don de llamar a los muertos a través de libros escritos por ella misma, una habilidad que él conocía ...


Libros en los cuales Ángel capturaba todo tipo de sagas épicas, historias de vida de seres cercanos. El de Fabián fue el primero de todos, pero conserva además los de sus hijos y sus respectivas parejas. Sus libros son su tesoro material.


Catalina: ¡Aún no puedo creer que estés aquí!
Fabián: Ya ves ... Este viejo siempre buscará una manera de sorprender a las mujeres más guapas que conozca.
Catalina: ¡Jajajajajaja!
Fabián: Agradécele a tu madre, sin ella esto no hubiese sido posible.
Catalina: ¿A mamá?
Fabián: *asiente con una sonrisa*
Catalina: ¡MAMÁAAAAAAAAAA!
Fabián: ¡Jajajajajaja!

Sobra decir que la boda de Izán y Catalina fue un éxito.


Fueron pocos los invitados, prácticamente solo Rosario y Darío Lápida, aunque este último solo pudo ser parte de la entrega de anillos por cuestiones de trabajo.


En sí, fue un evento meramente familiar ... ¿Pero acaso hacía falta la compañía de alguien más?


Si Nila no asistió al evento fue porque los Riové se encargaron de enviarla a unas más que merecidas vacaciones lejos de Willow Creek, pero eso no evito que esta le dejase a ambos muchos buenos deseos en su vida juntos con una relación más que formalizada.


¡El amor se respiraba en el aire, y había más de un motivo para dejarse llevar por él!


Fabián: ¿No tienes curiosidad por saber cómo se sentirá estar con un fantasma?
Ángel: Oh ~
Fabián: A mí me genera tanta que me motiva a realizar una investigación en torno a ello. ¿Me ayudas?
Ángel: ¡Jajajajajaja!


Y eso tuvo efecto por más de un lado, por supuesto, pues aún sin una luna de miel por el exceso de trabajo, bastante bien lo pasaron en casa los recién casados ~


Catalina: ¡Te tengo una noticia que te va a encantar! ¡Te va a encantar!
Izán: Oh, pues te escucho.

Y el resultado de todo esto resulta bastante obvio, ¿no creen?


Catalina: Tu queridísima esposa está esperando un bebé.
Izán: ¡Ay Dios!
Catalina: ¿Qué tal? ¿Algo para decir?


Izán: ¡AL FIN!
Catalina: ¡SÍIIII!

Después de tantos años de vida juntos Catalina e Izán por fin se convertirían en padres, lo cual fue un motivo de inmensa alegría para todos en la familia ... De hecho, ella no era la única que se encontraba en estado.


Llenos de ilusión simplemente quedaban a la espera de la criatura por venir que, según Fabián, se trataría nada más y nada menos que de una hermosa muñequita. ¿Acaso era posible dar tan acertado diagnóstico tan rápido?


Catalina: ¡Una niña, mamá!
Ángel: *sonríe* ~ De seguro será una chiquita muy hermosa ... Tiene de donde salir, jeje.
Fabián: Eso me gusta, nada de dudar de Fabián Riové.
Todas: ¡Jajajajaja!
Fabián: Y tú, Rosario ... Tú esperas mellizos.
Rosario: ¿Mellizos?
Catalina: ¡Vaya!
Rosario: ¡Santo cielo, muero de dicha!... ¡¡¡Mellizos!!!

Pues ya bastante increíble es que él se encuentre entre los suyos, así que difícilmente alguno podría no creerle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario