viernes, 10 de julio de 2015

Viviendo un sueño


Nila: ¿Hm? ...


Nila: Últimamente la veo pasar muy seguido por el negocio, pero nunca entra. Bueeeeeno, supongo que no le interesa comprar nada, pero ella se lo pierde.

Pasaron algunos meses, y el embarazo de Catalina se desarrollaba perfectamente.


La heredera de los Riové no dejaba de lado sus responsabilidades por su condición, ¡Seguía pintando como nunca! ... Y es que con un esposo como el suyo a su lado, difícilmente no tendría la motivación suficiente para mantenerse en pie ante un lienzo esperando por su arte.


Aún con ello, no, no todo era pintar ...


En busca de inspiración, Catalina e Izán solían frecuentar museos y demás lugares "atrapantes", compartiendo con su hija gracias a esto último un poco de su pasión por el arte.


¿Esperaban que la pequeña también dedicara su vida a ello? No, la verdad es que no ...


Pero nunca está de más inculcar un poco de lo que mueve la tuya en quien, aún sin nacer, sientes que amas sobre todo lo demás sin condición alguna.


Izán amaba con locura a su esposa, así como también moría por su hija ...


Fabián: Un poco más y ... Perfectamente ajustado.


Fabián: ¡Jaja! ¡Cómo voy a divertirme con este bebé cuando esté listo!

¡Está bien! ¡No literalmente! Pero ustedes entienden ... Difícilmente el amor de un padre podría tomarse de forma diferente.


¡Qué bella es la vida!


Que satisfactorio es aprovecharla al máximo ...


Luchando por lograr todo aquello que te propones alcanzar.


León: ¿Vernos en el estadio? ¡Claro! ¿¡Cómo no!?
Francis: ZZzzZZzz ...
León: *mira a Francis y vuelve a la llamada* ...


León: No te imaginas cuan feliz me hace volver a saber de ti.

Qué bello es traer una nueva vida al mundo ...


Catalina: Y pensar que aún con estas barriguitas nos seguimos viendo estupendas.
Rosario: Linda, eso es algo natural en nosotras ... ¿Qué esperabas?
Catalina: *sonríe*


Rosario: Ya quiero que nazcan, me muero de ganas por tener a mis bebés en mis brazos.
Catalina: ¿Escucharon a mamá, Víctor, Raquel? ~ Necesitamos que nazcan rápido ... Y tú también, Debbie ... Tú no te quedas atrás.
Rosario: Queremos verlos jugando ... ¡Unidos como sus madres!
Catalina: Como la copa y el vino (?)
Rosario: *le guiña el ojo* ~ Por detalles como este te considero mi chica.
Catalina: ¡Jaja!

Sobre todo en compañía de las personas que más quieres.


¿Acaso podía pedirse algún otro motivo para ser infinitamente feliz?


Rosario: Catalina ...
Catalina: ♫ ~


Rosario: *sonríe* ... Pareces una diosa.

Sí ... Tal vez me torne repetitiva, tal vez todo esto se esté tornando aburrido para unos cuantos, pero es inevitable no hablar con la verdad, y los Riové parecían estar viviendo en medio de lo que para muchos no podría ser otra cosa más que un sueño.


Catalina: ¡Tú te encargarás de mantenernos en forma después del parto! ¿O no, hermano?


León: Por mis chicas favoritas haré lo que haga falta.
Catalina: ¡Jajajajaja! Te amo ~
León: Y yo a ti, bonita.
Rosario: *se sienta* ~ Vaya, eso fue realmente halagador ...


León: ¿Acaso puedo hacer otra cosa más que hablar con la verdad?
Rosario: Jaja ~ ¡Basta ya!


Rosario: Mira nada más ... Tu hermano va a terminar conquistándome y eso no le agradará en nada a Darío.
Catalina: Claro, claro ...
Rosario: Y mucho menos a mí por no ser tu cuñado. La dejan a una sin mayores opciones al final.
León & Catalina: ¡Jajajajajaja!

Catalina es irascible de nacimiento, pero no había motivo alguno para exaltarla ... Mientras su hermano, él definitivamente estaba en su mejor momento, o eso era lo que aparentaba, pues se le veía a aún más motivado de lo normal ... 


Francis: ¿Que te ayude a preparar una rutina para tu equipo?
León: ¡Vamos! Piensa en que te vendrá muy bien. Te está yendo genial como entrenador físico, pero aún se puede mejorar, ¿no?
Francis: Sí, supongo que tienes razón.


Francis: ¿Necesitas que vaya hasta el estadio después de que salga del trabajo o-
León: Oh no, Fran ... ¡Siempre llegas agotado a casa, ni más faltaba! Tú solo dame las indicaciones y yo me hago cargo del resto.
Francis: Vale.
León: *le lanza un beso* ... Gracias ~
Francis: ... Okay, okay ... Ahora hablemos del pago ~ *le sonríe pícaramente*
León: ¡Jajajajajajaja!

¡León se mostraba más alegre! ¡Más activo que nunca! Y claro, eso también dejaba por las nubes a su amado Francis, quien estaba más que dichoso por disfrutar de una vida a su lado.


¡Cuanto amor!
  

Izán: ¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¡Ya viene!

¡Y cuanto tiempo!


Finalmente llegó el gran día en que Catalina dio a luz a la pequeña Débora ~


Una niña fuerte y sana que sin duda alguna pasaría a convertirse en el centro de atención de todos en casa ... Así como Víctor y Raquel en la suya, quienes justamente eran consentidos en ese momento por sus padres, muy cerca de la nueva miembro de la familia Riové.

No hay comentarios:

Publicar un comentario